Ejercicios y técnicas de respiración

Sabemos que una lota nasal acompañada de una buena sal marina son los mejores compañeros para destapar una nariz congestionada. Sin embargo, siempre puedes acompañar el uso de tu lota con algo más para lograr llevar tu capacidad respiratoria al 100%.

Estás un paso más cerca de cambiar tu vida para bien con estos ejercicios de respiración. No necesitas preparación ni entrenamiento previo, simplemente relájate y disfruta de respirar mejor. Estas sencillas pero efectivas técnicas respiratorias te van a permitir oxigenar las células de tu cuerpo y expulsar toxinas, como así también eliminar el estrés, entre tantos otros beneficios que verás a continuación.

 

Lo primero es lo primero: Una buena postura de nuestro cuerpo

Es importante la postura que adoptemos para hacer cualquier ejercicio relacionado con la respiración. Por norma general, la mejor postura será la que te permita tener tu espalda recta y de una forma relajada, por ejemplo, sentados en una silla sin apoyar la espalda en el respaldo, con las manos descansando sobre nuestros muslos, los hombros muy relajados y la espalda bien erguida.

También podemos sentarnos con las piernas cruzadas sobre una esterilla o sentarnos sobre nuestros talones, al estilo japonés. Esta posturas son muy comunes dentro de las posturas para meditar. Si bien es cierto que requieren algo de flexibilidad en nuestras piernas, con algo de práctica acabaremos realizándolas correctamente en poco tiempo.

Otra buena opción es practicar estos ejercicios de respiración es hacerlo de pie o tumbados sobre nuestra espalda. Recomendamos  encarecidamente practicar primero sentados o de pie, y por último tumbados sobre nuestras espaldas.

Postura para respirar mejor

¿Quieres fortalecer tus pulmones? Llena, retiene y vacía…

Esta técnica consiste en inhalar por la nariz intentando llenar los pulmones lo más rápido posible. Luego deberás visualizar tus pulmones con su forma piramidal y tratar de llenarlos desde su base hasta la parte superior (muy cerca de las clavículas). Cuando hayas logrado llenar por completo tus pulmones deberás retener el aire durante 3 segundos.

Observa con intensidad tu cuerpo y tu mente durante este lapso de tiempo, como un gato que acecha silenciosamente a su presa. Acto seguido, comienza a exhalar muy lentamente por la nariz. De eso se trata, inhalamos rápidamente y exhalamos muy lentamente, siempre por la nariz.

Trata de vaciar tus pulmones hasta que no quede ni una pizca de aire y retén nuevamente la respiración con los pulmones vacíos. Vuelve a intensificar tu atención, observa qué es lo que ocurre en esa silenciosa retención del aire. No hace falta que seas estricto con los tiempos, retén aproximadamente 3 segundos, si te sientes cómodo, retén durante más tiempo. Si te cuesta mucho esfuerzo retener el aire no te asfixies, retén menos tiempo, haz siempre caso a tu cuerpo, a tu instinto y a tu intuición.

Puede que al principio te cueste un poco realizar en forma correcta este ejercicio a pesar de su sencillez. Si es así, no desesperes y no te rindas, continúa con paciencia y recuerda que puedes practicarlo en cualquier momento.

Cuando subas en el ascensor hasta tu casa, mientras friegas los platos o mientras haces la comida, cuando te relajes después de almorzar o cuando te tumbes a dormir… simplemente sigue practicando. Verás cómo antes de lo que te piensas le coges el truco, de verdad, es realmente sencillo y profundamente eficaz. No desesperes y se constante, esa es la clave.

Ejercicio para respirar profundo, inhalar y exhalar

La famosa técnica del 4-4-8 (y el 8-8-16)

La famosa técnica del 4-4-8 es muy conocida en el mundo de la meditación, sobre todo en el budismo zen. Esta sencilla y eficaz técnica consiste en inhalar mientras contamos hasta cuatro, retener el aire también mientras contamos hasta cuatro, y finalmente exhalar mientras contamos hasta ocho.

Esta vez no hay retención del aire con los pulmones vacíos, en cuanto vaciamos el aire volvemos a inhalar contando hasta cuatro. Tanto la inhalación y la retención han de durar aproximadamente cuatro segundos mientras que la exhalación durará el doble de tiempo. Este es un gran ejercicio para comenzar a desarrollar unos pulmones fuertes y sanos.

Cuando tengamos esta técnica bien controlada, pasaremos a la técnica del 8-8-16, exactamente con el mismo procedimiento pero aguantando el doble de tiempo en cada una de las secuencia. Al igual que en la anterior técnica, no desesperes si te cuesta al principio. Sólo ten paciencia y verás los frutos antes de lo que esperabas.

 

Respiración sincronizada: a destapar la nariz y relajar

Este ejercicio es uno de los mas curiosos, consiste en lo siguiente: tapa tu fosa nasal derecha con el dedo pulgar de tu mano derecha e inhala profundamente por tu fosa nasal izquierda hasta llenar tus pulmones. A continuación, mientras retienes el aire con tus pulmones llenos, tapa tu fosa nasal izquierda con el dedo meñique de tu mano derecha y exhala por tu fosa nasal derecha hasta vaciar tus pulmones por completo.

Vuelve a tomar aire por la fosa derecha y, cuando tengas los pulmones llenos nuevamente, vuelve a tapar tu fosa derecha con tu dedo pulgar y exhala de nuevo por tu fosa izquierda. La próxima inhalación la harás por tu fosa izquierda y la siguiente exhalación por tu fosa derecha… continúa con esta técnica durante un mínimo de 3 minutos.

Este poderoso ejercicio no sólo limpiará tus conductos respiratorios, sino que también ayudará a sincronizar tus hemisferios cerebrales y tu sistema nervioso. Además, es muy relajante y favorece la concentración.

Ésta es una técnica de yoga muy antigua y existen diferentes variantes, cuando tengas dominado este ejercicio puedes investigar y encontrar diferentes métodos, aunque muy similares, para diferentes necesidades y situaciones.

 

La técnica de respiración definitiva (y la más simple de todas…)

Sin duda alguna, la técnica más profundamente eficaz para mejorar tu respiración, es sencillamente observar tu forma de respirar, sin forzar, simplemente siendo consciente de cómo respiras en todo momento. Puede demasiado simple, pero muchas veces menos puede significar más.

A veces lo más sencillo es lo que puede darnos los mayores resultados. Dedicando unos pocos minutos al día a mantener tu atención en el proceso de respirar, podrás obtener un nivel de relajación digno de un estado de meditación.

2 opiniones en “Ejercicios y técnicas de respiración”

SUSANA

HOLA EL USO DE LA LOTA ES DIARIO?? COMO LAVARSE LOS DIENTES?

    admin

    ¡Hola Susana! La frecuencia de uso del Neti Pot es acorde a tus necesidades. Hay mucha gente que la utiliza a diario, por ejemplo durante las mañanas o antes de acostarse a dormir. Lo que realmente importa es que sigas las instrucciones para llevar a cabo un lavado nasal correcto, seguro y efectivo. Un saludo grande.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *